Juegos de Vida: “Labor Incalculable”

Alrededor de la Liga escolar de futsal AES Gener, desarrollada desde el año 2013 en conjunto con Ganamos Todos, se han manifestado nuevos y grandes lazos de amistad a partir del deporte. La comunidad de Tocopilla se reúne sagradamente para alimentarse con esta sana diversión.

Una de sus funciones preponderantes, es la tarea de planillar cada partido disputado, para así dejar un registro sobre los acontecimientos estadísticos de las diferentes fechas.

Alejandro Godoy López realizó esta labor durante la versión 2018 de la Liga, asistiendo a todos los juegos sabatinos para anotar los datos ocurridos en las distintas categorías de damas y varones. Su acercamiento con jugadores, entrenadores, árbitros y apoderados lo convirtió en una figura reconocida por el entorno escolar, presentando un gran apoyo para el limpio desempeño de sus participantes dentro y fuera de la cancha.

Alejandro junto a sus hijos Bárbara y Vicente, Tocopilla 2019.

Nacido y criado en Tocopilla y, al igual que sus hermanas mayores Claudia y Kathy, Alejandro fue estimulado desde muy pequeño a relacionarse con la actividad física desde su núcleo familiar. Atravesó la disciplina del tenis, el vóleibol y el béisbol, pero se dedicó con mayor profesionalismo al fútbol y el básquetbol, esta última cursando enseñanza media. Competía en torneos interescolares de la época, principalmente en certámenes de fútbol; afición que prolongaría hasta su período universitario cuando, estudiando Ingeniería en Automatización y Control Industrial, representaría también al Instituto Inacap en diferentes instancias regionales.

Alejandro junto a su hermana Claudia 2017.    Alejandro a los cuatro años de edad.

Su hermana mayor, Claudia, nos señala:

-El deporte ha aportado una gran experiencia a la vida de Alejandro, ya que por medio de él he podido apreciar que generó lazos de amistad con muchos compañeros que tuvo en su niñez y que mantienen el contacto hasta el presente. Son amistades que se han mantenido intactas. Puedo decir que es un hombre responsable y comprometido,- agrega- además muy perfeccionista, lo que quizás le trae ciertas dificultades pues le cuesta equivocarse.- Asegura al finalizar su testimonio.

Actualmente reside en Antofagasta, ejerciendo trabajos relacionados con su rubro de ingeniero, pero viaja a su ciudad natal cada fin de semana para pasar el tiempo con sus hijos, Bárbara de trece años de edad, y Vicente de sólo tres. Intenta inculcar en ellos el valor del deporte que tan apasionadamente lo ha acompañado durante toda su vida, incluso Bárbara fue una destacada cheerleader a nivel nacional, vistiendo los colores del Club Tigres desde el año 2013 hasta el 2017.

Alejandro jugando por el club de fútbol de su población O`Higgins, Tocopilla 2018.    Alejandro desempañándose como planillero en Liga escolar AES Gener versión 2018.

“Cano”, lo apodó su propio padre, José Godoy, desde niño, en un homenaje a un gran amigo de infancia que falleció tras un accidente y que igualmente se llamaba Alejandro, como su hijo. Y con este apodo ha permanecido hasta el día de hoy, aferrado a una atmósfera de profundo cariño hacia los niños que hacen latir el deporte sobre las plataformas del norte de Chile y esperando, ansiosamente pero completamente preparado, el pronto retorno de nuestra bella liga escolar en su versión 2019.

Retomar su papel de educador y continuar, del mismo modo, su incansable aprendizaje.